Ahora más que nunca es importante prepararse si se va a realizar el Camino de Santiago, debido al aumento del sedentarismo por la pandemia

 

Tras confinamientos, distancia social, mascarillas y la llegada de la ansiada vacuna, muchas personas se animarán a realizar el Camino de Santiago. Además, este año es Xacobeo, por lo que la ansiada fiesta es aún más celebrada por todos y un motivo añadido para lanzarse al Camino de Santiago con motivo de la festividad de Santiago Apóstol el próximo 25 de julio. Para muchas personas se inicia ahora un periodo festivo de esperanza e ilusión, de aventura y reflexión, una experiencia inolvidable que obliga a muchos peregrinos volver a vivir, volver a caminar.
En este sentido, la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) quiere hacer a todos los peregrinos unas sencillas recomendaciones, tal vez conocidas por todos y basadas en el sentido común, pero que conviene recordar antes de partir con destino a Santiago de Compostela.
En este contexto, la SERMEF subraya que si alguien que va a realizar el Camino “no se ha preparado con el tiempo suficiente, hay que medir las fuerzas para evitar lesiones y hacer etapas un poco más cortas”.
Desde la SERMEF aconsejamos caminar diariamente de forma gradual para comenzar a recuperar la forma, hasta alcanzar una marcha moderada y ejercicios de tonificación de cuadriceps, isquitibiales y glúteos principalmente. Hay que tener en cuenta que la distancia media que es recorrida en una jornada es de 15-25 km, incluso hay quien dobla esta cifra, pero se debe saber medir las fuerzas, ya que al día siguiente el Camino continua y son frecuentes las lesiones los primeros día en los peregrinos más intrépidos.

 

Leer nota de prensa completa